Los cojones de Mahoma

Esta semana ha sido un tanto estrambótica con la dichosa noticia de la caricatura de Mahoma, un personaje que, según la leyenda, es el creador de los preceptos religiosos del pueblo musulmán.

Los historiadores nos cuentan que Mahoma nació en el año 571, en La Meca. Perteneciente a la tribu de los Quraish se dedicó al oficio de mercader, viajando durante toda su vida. Pegó un braguetazo con una viuda rica 20 años mayor que él, llamada Jadiya, y tuvo cuatro hijas y algunos hijos, que no llegaron a adultos. Con 40 años hizo correr en la población el rumor de que se le habí­a aparecido el arcángel Gabriel. Describió esta visita como un mandato para memorizar y recitar los versos enviados por Dios que posteriormente fueron escritos en el Corán. El arcángel Gabriel le indicó que habí­a sido elegido como el último de los profetas y como tal predicó la palabra de Dios sobre la base de un estricto monoteí­smo, prediciendo el Dí­a del Juicio Final.

Está reconocido por los más fieles musulmanes que Mahoma era ummi (analfabeto), lo que autentificarí­a más (según ellos) el libro sagrado musulmán (El Corán). Pero dicho libro se escribió a la muerte del profeta, ya que sus sucesores vieron la necesidad de plasmar sus palabras por escrito, debido a la primordial importancia de conservar el mensaje original en toda su pureza, sin el menor cambio ni de fondo ni de forma (como «La Biblia» en la Edad Media, que tampoco se cambió según los intereses eclesiásticos de la época…) Para ello emplearon materiales como las escápulas de camello, sobre las que grababan los versí­culos del Corán. Si tenemos en cuenta este detalle, y el hecho de que un mensaje cualquiera, transmitido de oido a oido, al llegar al tercer oyente ha cambiado casi por completo con respecto a lo que inicialmente se expuso, podemos llegar a la conclusión de que estamos utilizando una base con credibilidad para imponer lo que a nosotros nos parece, manipulando el contenido según la conveniencia.

» Leer más

Factura va, factura viene…

Todos los que nos dedicamos a alguna actividad económica tenemos una serie de deberes trimestrales con el Estado Español. Sí , ese que, entre unos y otros, parece que están a puntito de cargarse… ¡Todo por la pasta!

Pero, a pesar de ello, hay que cumplir con el deber de un trabajador por cuenta propia (mi caso), y por ello, este mes he estado bastante liado comprobando que las declaraciones trimestrales del Ejercicio 2005 estuvieran correctas, con sus libros de facturación y facturas cuadradas y en condiciones, al tiempo que la declaración anual (el fatídico Modelo 390). Ese es el motivo principal por el que no he podido escribir algún articulillo más, pero es que Enero tiene esas cosas.

El mero hecho de ser autónomo te hace adoptar un rol proteccionista en cuanto a lo que tu negocio se refiere. Y es común pensar que andamos bastante maltratados por la Administración, aunque yo nunca he tenido problemas (afortunadamente), porque siempre he sido meticuloso en estos "Eneros" de "tira y afloja".

Terminando el Inventario

Paseando, metafóricamente, por los montones de facturas, tanto emitidas como recibidas, observo que se esconden, con cierta mala baba, algunos recibos no desgravables, principalmente de medios de transporte. Todos ellos acaban dentro de un sobre de Telafónica de España, S.A.U. que, hasta cinco minutos antes había contenido un facturón del demonio, que ahora reposa grácilmente en el montón de "facturas recibidas"

Hay para todo en los montones de facturas. Pruebo a ordenarlas por fecha, para seguir un ritmo razonable a la hora de comprobar el libro de facturación. Al cabo de varias horas, termino de revisar las del primer trimestre del año pasado, que invariablemente se llamará "Periodo 1T". Muy original. El caso es poder comprobar el cuadre de todo el asunto antes de rellenar el fatídico "Modelo 390" y, con ello, cerrar el año fiscal que me compete.

Días más tarde, por fin, he podido terminar la revisión de los periodos 2T, 3T y 4T, comprobando que todo está en su sitio.

Vulgarmente, estos menesteres son conocidos con el nombre singular de Inventario. Este es mi tercer Inventario y aún no me acostumbro a toda la parafernalia, pero me consuela pensar que, mientras yo reviso mis cuentas, otros se están masacrando los codos, literalmente, para aprobar un exámen que les permitirá sacarse un título, con el cual podrán trabajar de cajeros en un restaurante de comida rápida. (Sin desmerecer los méritos de estudiar una carrera, dejadme que piense así, coñe, que me sirve de consuelo… 😉 )

Y es que Enero es un mes muy puñetero…

La individualidad de la pareja

Hace varios dí­as que estoy dándole vueltas a un tema bastante importante, dentro del ámbito de la pareja. Sobretodo si ésta llega después de un largo espacio de tiempo en solitario. Y es que, siendo claro y conciso: la tendencia a la comodidad, a la estabilidad individual, es cada vez mayor; con lo que me surge la duda de si es posible compatibilizar la individualidad propia con el sentimiento de pareja.

» Leer más

La conjura de los necios

Recupero este artí­culo de mi viejo blog, porque en su dí­a me pareció muy interesante, y para mi gusto es uno de los mejores que he escrito. La fecha de publicación del mismo fue el 14 de Marzo de 2005:

«Parece mentira… Casi dos meses sin escribir… Cuando uno se mete a fondo en su trabajo suele dejar este tipo de menesteres para otros momentos.

Lo que sí­ que he comprobado es que hay bastante gente que me lee por aquí­. Yo, que en un principio hice este blog para tener unas memorias, una serie de recuerdos, a los que volver cuando quisiera; y compatirlos… Y hay amigos que me preguntan «¿Pero cómo te has atrevido a escribir tantas cosas de tu vida?»

Bueno, a todos les digo que lo que pongo sólo es lo más fuerte, lo que más impacto me causa en mi dí­a a dí­a. Mi vida, al igual que la de todos, está llena de matices, más excéntricos, menos excéntricos, más dramáticos, menos dramáticos… El caso es que TODOS tenemos momentos buenos y malos en nuestra vida. Momentos en los que nos equivocamos, momentos en los que nos sentimos orgullosos. También momentos en los que parece que fuéramos la última mierda, el ser más inútil.

» Leer más

La telera cordobesa

La telera cordobesa

Una pieza de pan, de 400 gramos, con una textura y sabor inconfundible, y mucha miga, pero que mucha. Una especie de pan candeal que, desde hace muchí­simos años, acompaña en las mesas cordobesas la comida de la familia. Una pequeña pieza de sabor genuinamente cordobés, que muchos de los que hemos viajado, e incluso vivido en otros lugares, hemos echado de menos a la hora de comer en esas mesas lejanas.

Una parte del sabor de nuestra tierra, cuyo máximo atractivo es la conjunción de textura y sabor: crujiente y consistente en su corteza y con una miga tierna y que invita a ser comida en seco, con mantequilla, mermelada… Incluso mojando el currusco correspondiente en el guiso del dí­a.

Como pieza de pan, y sin la coletilla «cordobesa», la telera también es un pan muy apreciado, sobretodo en México, donde la mayorí­a de los bocadillos (que allí­ llaman «tortas») la utilizan como base.

El sabor y la calidad de este pan cordobés, por desgracia, no he podido encontrarlo fuera de Andalucía, donde priman más las barras, baguettes y las hogazas de pueblo (éstas últimas, también exquisitas, aunque con una corteza mucho más frágil que la de la telera cordobesa)

Cambiar era necesario

Alguno de vosotros me ha preguntado por qué quité la antigua ErPaquillo.Com de enmedio tan de repente a finales de este año pasado, y es que siempre me he preocupado al máximo de la calidad, y había cosas en el otro blog que no me gustaban un pelo, como el que se empezaran a amontonar los artículos y fuera bastante farragoso leerlos. Así que, dándole vueltas como estaba desde hacía un par de meses, a finales de noviembre opté por cambiarle el nombre a la carpeta principal del antiguo blog y busqué una solución en la que encajar aquellos artículos. Solución que encontré y que, ahora que funciona bien y tal, voy a utilizar, exprimiendo sus posibilidades al máximo.

Es probable que rescate algunos de los viejos artículos, ya sea por motivos de calidad o por la importancia que tuvieron en su momento para mí. La verdad es que hacer esta página me ayudó mucho en su momento y ahora tocaba un lavado de cara como el que le he hecho, para afrontar las novedades que iré tratando, como siempre, desde mi punto de vista personal, e intentando mantener mi peculiar sentido del humor, que espero que no ofenda a nadie. Sé que tenía muchas visitas cuando actualizaba la anterior web, o al menos, el tráfico en Alexa subía enormemente. Ese es otro de los motivos del cambio: hacer más fácil y más unificada la edición de contenidos y así poder mejorar la frecuencia de actualización de la web.

Me siento muy orgulloso de cómo ha quedado, y os lo dedico a todos vosotros.

Nueva Época

Estreno hoy, con gran ilusión, la nueva ErPaquillo.Com, conformada por un motor de edición más potente e incluido en la base de datos propia. De esta forma, por fin puedo dejar de depender de los servicios de un proveedor externo, como es Blogger, para editar y administrar mejor esta página.

Cambian muchas cosas en esta nueva época: los artículos, referencias, etc, ya no tendrán que ver con aquellos que escribí en otra época, sino que estarán mas enfocados a las curiosidades que cada día me encuentro por esos mundos por los que me muevo, a medio camino entre una realidad enlatada y una ficción realista.

Por supuesto, aprovecho también para mandar un saludo a todos aquellos que participáis en El Forrete, y os agradezco sobremanera el cariño que habéis puesto en nuestro pequeño foro para ir llenándolo de temas interesantes, haciendo divertidos hilos y convirtiendo cada subforo en una fiesta policromática.

Seguiré informándoos de los distintos progresos.

1 6 7 8