Mi experiencia en WordPress

Desde que comencé a publicar este blog (primero como página web hecha a mano y luego «profesionalizándolo» un poco más, usando WordPress, que había salido «nuevo» por aquellas calendas de 2004) he tenido un montón de ofertas de trabajo, así como de clientes a los que, simplemente, les gustaba el estilo de mi blog y querían tener algo similar.

Desde 2001, que empecé a trastear con PHP-Nuke y PostNuke, pasando por XOOPS y algún otro CMS de la época (hablo de antes de 2004), el poder manipular una aplicación de ese tipo para construir en días lo que antes hacías en semanas o meses me pareció muy interesante. Ahora lo vemos todo muy simple, pero entonces la cosa no era tan bonita: ni existían las conexiones de alta velocidad que tenemos ahora mismo al alcance de la mano (existían las líneas T1 y T3 profesionales y las Frame Relay, y esas no estaban, precisamente, al alcance de la mano) ni la metodología de desarrollo había conseguido evolucionar hasta técnicas como SCRUM (que es, básicamente, dividir el proyecto en trocitos entregables y distribuirlos entre los miembros del equipo para que éstos tengan lista su porción lo antes posible. Si alguno no llega, pueden redistribuirse los pedacitos que queden entre los miembros del equipo más ociosos… ¿Creéis, en serio, que existe una certificación para eso? Pues existe, así estamos de atontaos hoy…)

Llegamos a 2004 y, aunque seguimos conectándonos a Infovía, parece que algo está cambiando: aparecen «Wanadoo» y «Ya.Com», y Telefónica se sube también al carro de las primeras líneas ADSL, que levantaron ampollas en el sector por no ser consideradas «dignas» (había quien hacía referencia al xDSL con fibra óptica o incluso a las conexiones de cable de los operadores Menta, Supercable y Auna, actualmente todos fusionados en la Baleárica ONO). Ya se había dado el pistoletazo de salida para la Web 2.0 en España, porque ya se podían cargar las páginas a tope de caca para que la gente dijera «huys, qué página más gonita«.

En esa época hubo una eclosión de flipaos que hacían webs exclusivamente en Flash, con Actionscript a tope, y que no tenían ni idea de que Google se llevaba mal con Flash (claro, aún el personal usaba Yahoo!, Altavista y Terra de manera similar…)  Yo decidí centrarme en programar en PHP con MySQL, y potenciar mi servidor Linux personal, «Paquillo», que ya tenía conectado a la red, aunque en ese momento aún con IP dinámica, por lo que no entraba por nombre y tenía que estar encima del trasto casi todo el tiempo, porque las desconexiones y la saturación de la tabla de enrutamiento del router era constante. Hoy en día, y desde hace varios años, gracias a mi operador, disfruto de IP estática en casa, y puedo hacer todas las pruebas que quiera, porque tengo dos servidores conectados y funcionando.

Así, programando en PHP, me fuí metiendo en el mundo de «hazme la vida más fácil, porfa» y conocí WordPress. Y me encantó, porque para webs presenciales o sistemas multiblog (como la extinta «Blogosfera de Cónvero.Net«, que mantuve publicada desde 2005 – con WordPress Mu – hasta comienzos de 2009, época en la que no me dió la gana subir la versión a WordPress Mu 3 – En la versión 3 de WordPress fue cuando se fusionaron las dos vertientes: la multiusuario y la normal – porque ni tenía tiempo ni ganas.

Entre las páginas que hice, aparte de la mencionada Blogosfera y de ésta misma, estaba la versión WordPress de Cónvero.Net, que quité de enmedio en beneficio de la naciente iTaxista.Net. También destaca CaspaTV.Com, un proyecto que me ha dado muchos dolores de cabeza desde que empecé a pergeñarlo con Maki, a finales de 2004, que se convirtió en una realidad montada bajo Joomla en 2006 y que, por la misma idiosincracia de Joomla por aquella época (tenía más agujeros que un queso suizo), migré inmediatamente a WordPress, primero adaptando la versión que utilicé para Cónvero.Net (la 2.3 parcheada y con un montón de código propio) y luego bajando gas y montándola sobre WordPress 3.x, y adaptándola para su funcionamiento como red social.

El otro día hice una entrevista para un cliente y va el listo y me dice que me falta experiencia en WordPress. Luego me entero que el mismo cliente pide lo mismo que pidió entonces, pero sin intermediarios (la empresa con la que fuí a verles). Sinceramente, en España no cabe un tonto más…