La Despedida

Hace siete años que comencé con este blog. Primero, fue un panfleto creado a pelo, publicado en este mismo servidor, en el que iba escribiendo sobre mi vida, a modo de terapia, por culpa de la depresión por la que pasaba. Luego fue por intentar darle un sentido a este dominio, y cambié el rumbo, y empecé a escribir artículos llenos de caspa, algunas curiosidades, otros artículos más currados como los referentes a Mahoma y a los Testigos de Jehová (si tienes curiosidad por leerlos, lector, búscalos en la categoría adecuada, que estoy vago :lol:), y algunos artículos de viajes. Incluso publiqué una historia en cuatro capítulos, una historia de las de misterio, que no parece que quedara nada mal, e incluso una vez este blog fue acusado y prueba, al mismo tiempo, de la mamarrachada que perpetró un personaje infame que conocí hace muuucho, y que, como no quería que su mujer le rompiera la cabeza al enterarse de sus vicios y sus manejos, pues intentó poner medios para que yo me callara y salió escaldado, porque encima salieron a flote sus asuntillos.

Llegó un momento en el que cambié, por completo, el diseño de este blog, y puse mi cara bien visible en la parte superior, con el único objetivo de que, quien mencionara peyorativamente a ErPaquillo, no tuviera excusas sobre de quién estaba hablando, puesto que los niñatos y demás ralea subnormal, que pululan por Internet a sus anchas, se creen impunes porque están en su cuarto cuando desatan sus guerrillas personales, y lo que no saben es que uno ya tiene suficientes tiros pegados como para saber qué hacer y cómo proceder. Aunque también depende del asesoramiento legal del que dispongas en el momento, porque hace algunos años, por la urgencia de un inconveniente relacionado con el tema que nos ocupa, cogí de abogado a un cantamañanas que no sería capaz de demostrar que el que sale en su DNI es él, mientras que ahora tengo mejor asesoramiento legal.

Pasó el tiempo, y de ser cuatro los que teníamos una web y un blog, pasamos a ser millones, con la llegada del Facebook, del Tonti y del resto de redes sociales. Tal llegada provocó una masiva avalancha de usuarios que querían exhibirse en Internet: enseñar las tetas, enseñar el culo, enseñar paquete… Sin percatarse de que hay sitios en Internet en los que están al loro y pueden joderles la vida a las primeras de cambio. Gente que hace tonterías y que considera que son graciosos y luego, cuando sienten la presión de los que se ríen de ellos, son capaces de denunciar por algo que ellos mismos se han buscado, ya que quieren que los tomen en serio.

Hoy en día, tener un blog no tiene sentido a menos que tengas un negocio detrás. A nadie le interesa tu vida, a menos que seas un personaje famoso, por lo que ya tendríamos que ese blog tiene un negocio detrás. Los perfiles de las redes sociales reúnen en un sólo sitio blog, foro y demás cosas que a algunos les hace sentir bien, porque todo el mundo tiene su propio foro y todo el mundo tiene poder para hacer y deshacer, siempre bajo el criterio de la red social de marras.

Si la Policía investiga, uno de los primeros sitios que miran es el Facebook, Tuenti o MSN Spaces de la víctima, o del culpable. Si algún niñato roba en una tienda, búscalo en YouTube, porque seguro que el subnormal se ha grabado con el móvil y lo ha subido… Realmente estamos presenciando la involución de una sociedad digital a la que se han trasladado las frustraciones reales de la gente, en la que todo el mundo quiere ser lo que ellos consideran "guay" y que lo único que implica es que sería necesario la vuelta a los valores educativos de la vara de cáñamo y la hostia castellana para quitarles la tontería a esa infinidad de ciudadanos que no es que se hayan vuelto gilipollas con las nuevas tecnologías, sino que ahora pueden experimentar lo que siempre desearon (vamos, que siempre han sido gilipollas y ahora pueden demostrarlo a sus anchas).

Así pues, y visto el panorama, me tomo unas vacaciones indefinidas en el blog. Como habréis podido observar, no he puesto este artículo como de costumbre (con una introducción y un enlace a "Leer Más" en la parte inferior), sino que lo he publicado al completo en la página principal. Si vuelvo a retomar el blog algún siglo de estos, prometo subsanar ese fallo.

Ha sido un placer conoceros a algunos y una pena conoceros a otros. Cada cual colóquese en su grupo, por favor.

Quien quiera contactar conmigo tiene el MSN.

Saludos cordiales a todos y hasta siempre.