De Parquímetros y Zonas de «Colorines»

Poco a poco, la decadencia que ya se vislumbraba en la población española está llegando a límites insospechados. Primero, porque todos queremos cobrar un montón sin dar un palo al agua (algunos lo consiguen, pero trás mucho esfuerzo o mediante «empujoncitos»). Segundo, porque queremos la teta, la sopa y la boba, y eso no puede ser. Tercero, porque no es normal de que, dependiendo del partido que esté gobernando un ayuntamiento, la población proteste con desigual fuerza ante afrentas políticas de nivel inversamente proporcional.

Esto es… Zona Verde en Barcelona, para pagar el Fórum De Las Culturas, con ayuntamiento del PSOE: protestas CERO. Parquímetros en Madrid para pagar diversas obras de infraestructura viaria, con ayuntamiento del PP: protestas MIL. Realmente, si no es de locos, se aproxima mucho, porque no es normal esa desproporción en la gente. ¿Será quizás que los que más protestan son los «rojillos»? ¿Será que la ideología comunista española atrae más a los vagos y comodones y por eso son esos los que protestan? ¿No estarían mejor sentaditos en un sillón y cobrando? (ay, no, que esos son los Zapatero, Solbes, etc…) ¿Tienen la misma fuerza, el mismo arrojo, etc… cogiendo una pala? A continuación, un sencillo reportaje gráfico en el que se recogen las escenas de dicha manifestación:


He aquí una señorita que no entiende que Hacienda Somos Todos. La muchacha,
con el cartelito «Gallardón, no queremos ni Zona Verde ni Azul, las obras de la
M-30 las pagas tú»
, mientras manda un SMS al novio, mecánico de sandwicheras,
rezuma inteligencia por la cuerdecilla del tanga…

Y es que parece que a la gente se le olvida pronto lo que es la política económica efectiva y sucumbe radicalmente a las propuestas de los señores del PSOE, más liberales, más españoles «modennos», por lo que otro lumbreras iba con la siguiente pancarta:


«No Parking, No Pago«. Me gustaría ver cómo sería el «eslógan» en caso de que
el ayuntamiento estuviera bajo mandato del PSOE. Quizás ni habría quejas, porque
el PSOE es guay. Venga, repetid todos conmigo: ¡El PSOE es gay! (digo… ¡guay!)
A lo mejor, con el índice de cultura que hay, el eslógan sería: «Pago Solo Oras Extra«

Es que es la leche. Observad esta foto de arriba y mirad la cara de inteligencia del señor que lleva la pancarta. Lleva un pito en la boca, lo que demuestra que es un veterano manifestante. El señor de la derecha hace como que está ahí por compromiso, que no quiere saber nada. Sujeta la pancartilla como si quemara… A su lado, otro jubilado (huys, perdón, quise decir «ingeniero de vías férreas» :lol:) estaba repartiendo banderines de «No Parking, No Pago». Señores, estamos en España y se dice aparcamiento (también tiene una «P», pero puede que les resulte menos ingenioso…) Lo gracioso es que, según los datos de los que dispongo, en Madrid los vecinos no llegan a pagar, ni tan siquiera, los TRES EUROS DIARIOS que pagan en Barcelona los sufridos ciudadanos que tienen la desgracia de que les han puesto una zona verde en su calle para pagar el despilfarro del Fórum. Y no protestan. Y estoy seguro de que aún pondrían ellos dinero de su bolsillo si les dijeran que estaría destinado a ampliar las dos calzadas de la Ronda Litoral en un par de carriles más por sentido, que Barcelona lo necesita. Pero en Madrid lo importante es que el ayuntamiento haga todas las obras gratis, que para eso cogieron al PP, para que hiciera malabares económicas (como de costumbre) porque «los otros» no saben ni cuánto suman dos más dos, por eso meten de más en los impuestos, por si acaso… «Mejor que sobre que no que falte» (Sr. X dixit)

Madrid es una ciudad avejentada, con muchas cagadas urbanísticas. El tráfico es atroz, porque las circunvalaciones se «comen» a todos los vehículos que atraviesan España de punta a punta todos los días, por lo que la eficiencia del sistema viario debe ser máxima. Pero todo esto no parece ser determinante en la mentalidad de los madrileños, que viven y comen fuera de casa, la mayoría. Usan el metro, el cercanías… Sólo quieren llegar a tiempo a su trabajo y a su casa. Si hay tráfico, la culpa es del Gobierno, que no mejora las carreteras…

Y si al ayuntamiento le da por mejorarlas, con la colaboración de los usuarios, y aplicando una normativa relacionada directamente con dicho asunto, ya la tenemos formada. Veamos de dónde procedían los integrantes de la manifestación:


Posando elegantemente para la foto, los manifestantes con pancarta gigante color fucsia
letras negras, ribeteadas en blanco, y cara de no querer pagar, nos indican las zonas
de «conflicto» en la cual se han apostado los «peligrosos» parquímetros, enemigos de
la raza humana, y, más concretamente, de la subespecie madrileña.

Vamos a echar un vistazo «a lo largo», para ver las dimensiones del «tontódromo» que se montó en la Puerta del Sol:


Una larga fila de vecinos (25000 según su portavoz, 2500 según la Policía) estuvieron
presentes en dicha manifestación vespertina de emociones, donde lo castizo y la
inteligencia del pueblo, fuera de toda duda, quedaron merecidamente demostrados.

Es que, si bien está claro que la zona azul es una forma de recaudación para ciertas empresas privadas (tipo FCC y tal…), que el ayuntamiento de una localidad imponga una zona verde para afrontar los costos de la renovación de las calzadas sí tiene su lógica, porque es una recaudación paulatina, y no sería muy «elegante» meterla con calzador en el Impuesto de Circulación, que subiría ostensiblemente. La solución de los parquímetros es la menos mala de las posibles a adoptar por una corporación municipal. Y el gasto es para todos, no es que unos no paguen y otros sí. Eso es lo que hay que entender.

Aunque lo de Barcelona sí que es una pasada, y parece que nadie protesta…