Mi experiencia en WordPress

Desde que comencé a publicar este blog (primero como página web hecha a mano y luego «profesionalizándolo» un poco más, usando WordPress, que había salido «nuevo» por aquellas calendas de 2004) he tenido un montón de ofertas de trabajo, así como de clientes a los que, simplemente, les gustaba el estilo de mi blog y querían tener algo similar.

Desde 2001, que empecé a trastear con PHP-Nuke y PostNuke, pasando por XOOPS y algún otro CMS de la época (hablo de antes de 2004), el poder manipular una aplicación de ese tipo para construir en días lo que antes hacías en semanas o meses me pareció muy interesante. Ahora lo vemos todo muy simple, pero entonces la cosa no era tan bonita: ni existían las conexiones de alta velocidad que tenemos ahora mismo al alcance de la mano (existían las líneas T1 y T3 profesionales y las Frame Relay, y esas no estaban, precisamente, al alcance de la mano) ni la metodología de desarrollo había conseguido evolucionar hasta técnicas como SCRUM (que es, básicamente, dividir el proyecto en trocitos entregables y distribuirlos entre los miembros del equipo para que éstos tengan lista su porción lo antes posible. Si alguno no llega, pueden redistribuirse los pedacitos que queden entre los miembros del equipo más ociosos… ¿Creéis, en serio, que existe una certificación para eso? Pues existe, así estamos de atontaos hoy…)

Llegamos a 2004 y, aunque seguimos conectándonos a Infovía, parece que algo está cambiando: aparecen «Wanadoo» y «Ya.Com», y Telefónica se sube también al carro de las primeras líneas ADSL, que levantaron ampollas en el sector por no ser consideradas «dignas» (había quien hacía referencia al xDSL con fibra óptica o incluso a las conexiones de cable de los operadores Menta, Supercable y Auna, actualmente todos fusionados en la Baleárica ONO). Ya se había dado el pistoletazo de salida para la Web 2.0 en España, porque ya se podían cargar las páginas a tope de caca para que la gente dijera «huys, qué página más gonita«.

En esa época hubo una eclosión de flipaos que hacían webs exclusivamente en Flash, con Actionscript a tope, y que no tenían ni idea de que Google se llevaba mal con Flash (claro, aún el personal usaba Yahoo!, Altavista y Terra de manera similar…)  Yo decidí centrarme en programar en PHP con MySQL, y potenciar mi servidor Linux personal, «Paquillo», que ya tenía conectado a la red, aunque en ese momento aún con IP dinámica, por lo que no entraba por nombre y tenía que estar encima del trasto casi todo el tiempo, porque las desconexiones y la saturación de la tabla de enrutamiento del router era constante. Hoy en día, y desde hace varios años, gracias a mi operador, disfruto de IP estática en casa, y puedo hacer todas las pruebas que quiera, porque tengo dos servidores conectados y funcionando.

Así, programando en PHP, me fuí metiendo en el mundo de «hazme la vida más fácil, porfa» y conocí WordPress. Y me encantó, porque para webs presenciales o sistemas multiblog (como la extinta «Blogosfera de Cónvero.Net«, que mantuve publicada desde 2005 – con WordPress Mu – hasta comienzos de 2009, época en la que no me dió la gana subir la versión a WordPress Mu 3 – En la versión 3 de WordPress fue cuando se fusionaron las dos vertientes: la multiusuario y la normal – porque ni tenía tiempo ni ganas.

Entre las páginas que hice, aparte de la mencionada Blogosfera y de ésta misma, estaba la versión WordPress de Cónvero.Net, que quité de enmedio en beneficio de la naciente iTaxista.Net. También destaca CaspaTV.Com, un proyecto que me ha dado muchos dolores de cabeza desde que empecé a pergeñarlo con Maki, a finales de 2004, que se convirtió en una realidad montada bajo Joomla en 2006 y que, por la misma idiosincracia de Joomla por aquella época (tenía más agujeros que un queso suizo), migré inmediatamente a WordPress, primero adaptando la versión que utilicé para Cónvero.Net (la 2.3 parcheada y con un montón de código propio) y luego bajando gas y montándola sobre WordPress 3.x, y adaptándola para su funcionamiento como red social.

El otro día hice una entrevista para un cliente y va el listo y me dice que me falta experiencia en WordPress. Luego me entero que el mismo cliente pide lo mismo que pidió entonces, pero sin intermediarios (la empresa con la que fuí a verles). Sinceramente, en España no cabe un tonto más…

15 Años de Técnico Informático

Pues sí, hoy sábado, 23 de Agosto de 2008, cumplo 15 años como técnico informático. Aún recuerdo aquella tarde del 23 de Agosto de 1993, cuando me acerqué a una tienda-taller que había en Córdoba, para pedir precios, me hicieron una prueba para ver si podía currar con ellos y la pasé de largo. Desde entonces, he vendido más de 1200 ordenadores, reparado más de 3000 y aprendido como un condenado. He asistido a los cambios de arquitectura: de los XT a los ITX, procesadores desde el 286 hasta el ultimísimo Quad Core / Opteron. Mogollón de anécdotas, como el fracaso anunciado de las memorias RIMM, el famoso error de coma flotante de los primeros Pentium (escandaloso fue el Pentium a 75Mhz., con el que se fabricaron ordenadores como el Olivetti Envision, una joya de su época, pero con los errores del procesador de serie…) , la desaparición de Cyrix como fabricante de microprocesadores, el «pufo» del Efecto 2000, las denominaciones de las placas base de Pentium (HX, FX, VX, TX, BX…), etc.

De 1997 es el ordenador que aún conservo, funcionando con sus componentes originales, y accesible desde web: mi servidor Paquillo, que muchos conocéis ya de hace tiempo. Un procesador Pentium MMX a 200Mhz, 256 MB de RAM y un disco duro de 20 GB (que le puse el mismo año 2000, para sustituir el viejo de 4.3 GB que aún funciona, pero que no tiene suficiente capacidad), con una distribución de Linux parcheada hasta el extremo, sin agujeros, y funcionando correctamente desde entonces.

Quince años no son nada. Aún me quedan muchos años más (espero). Lo que sí que es verdad es que, si ahora echo la vista atrás, veo la cantidad de cosas que he aprendido, lo que he vivido, etc… Cuando dentro de otros quince años (que tenga casi cuarenta y cinco) haga el resúmen de mis treinta años como profesional de la informática, seguro que tendré un montón de anécdotas más que contar.

Hasta entonces, seguiré como si nada, porque cada día es una nueva oportunidad para seguir haciendo lo que me gusta: servicio técnico.

Inconscientes al Volante

Sí, lo confieso. Hay veces que me da bastante miedo coger el coche para visitar una empresa cliente. Más que miedo, es un acojone por la actitud del personal que ostenta la dichosa tarjetita rosa, pero no por inseguridad propia, sino por hechos que te ponen la piel de gallina, como el motorista que, para tomar la siguiente salida a la derecha, se pone en el primer carril de la izquierda de la calzada, intenta hacer zig-zag entre varios coches y adelantarte brutalmente cuando tú te estás incorporando a ese carril a la velocidad adecuada, para pasar después a maldecirte mientras su moto cede, ya que el pavo no es capaz de mantenerla derecha estando parado en un semáforo, y se le cae, intentando golpear la carrocería de tu vehículo, pero como desconoce el cálculo de las distancias, sólo se desmorra más y más, e insiste en su maniobra de ir completamente a la izquierda y zig-zaguear entre los coches para terminar girando bruscamente y meterse por una calle a la derecha. Las marcas de hostias varias en la estructura de la moto nos indican que ese señor hijo de puta es ya un experto en calzarse hostias (y seguro que en provocar más de un accidente…)

» Leer más

Personajes Picarescos

A lo largo de mi vida profesional he topado con un montón de sinvergüenzas que, escondidos trás la etiqueta de «hombres de negocios», se dedican al noble arte del saqueo al prójimo. En ocasiones, buscan dinero. Otras veces, las habilidades que la naturaleza, que es sabia, les negó y que la víctima en cuestión  tiene, en detrimento de la lucidez suficiente como para verlos venir.

El caso es que siempre buscan la forma de salirse con la suya porque, para evitar morirse por inanición desde pequeños, desarrollaron una sutil habilidad para el engaño. Picaresca en estado puro, pero con mala base y peores resultados.

» Leer más

La Continua Creación de Contenido

Hay una inmensa mayoría de páginas web que se nutren, constante y casi exclusivamente de noticias, de aportaciones de terceros, de vídeos de YouTube, de material fotográfico ajeno… Hay páginas que son actualizadas a piñón, metiendo los contenidos casi en «pack», y no generan contenido que pueda llamarse «propio«. Esas páginas procuran tener siempre algo que contar, porque su meta es estar arriba y permanecer arriba, y al tercer día que no están arriba, intentan paliarlo metiendo el doble de contenido, extraído de fuentes externas, quizás añadiendo una pincelada de opinión, pero con tal de que no se note mucho el «copypaste«.

Sin embargo, hay otro tipo de páginas que han ido ganando muchos apoyos, y no es para menos, puesto que tienen un gran encanto, precisamente porque hablan de las cosas de sus creadores, de sus historias, de sus experiencias, de sus opiniones… Esas páginas te transmiten la esencia de la persona (o el personaje) que está detrás de cada una de ellas. ¡Ojo! no te dicen cómo es, realmente, cada uno de sus autores (algunos alimentan un personaje), pero si te permiten meterte en un universo distinto al tuyo y beber agua cristalina, en forma de amena redacción. Ese tipo de páginas son los ya famosos BLOGS.

» Leer más

¡Feliz Año Nuevo!

¿Seguro? ¿De verdad nuestros deseos para con el resto del mundo son de felicidad? ¿Por qué? ¿Qué razón nos lleva a creer que el cambio de día rutinario, incentivado por una serie de actos simbólicos con los que nos despedimos de un periodo para comenzar otro, que no sabemos nunca si será mejor o peor, merece una fiesta?

» Leer más

Andalucía Sólo Hay Una (Afortunadamente…)

Cada vez encuentro más necesaria una purga de emergencia en este pedazo de la Península Ibérica, donde sus habitantes se han ido malogrando en lo referente al hecho de vivir en una época altamente tecnológica y competitiva, y donde hasta los que tienen en su poder una carrera de ingeniería opinan que han perdido el tiempo, pues haciéndose unas oposiciones habrían salido mejor parados.

Manda huevos lo que voy a contar en este relato, porque es exacto al milímetro. El ciudadano medio de Andalucía ha cambiado el tractor por el BMW de 6 cilindros, y la casita en el campo por el chalé con piscina (aunque algunos conservan el huerto). Los urbanitas, por otro lado, pretenden escapar de la imagen rural fingiendo ser algo que realmente nunca han sido: personas. Me refiero con ello a que la gente va por las ciudades andaluzas con la guardia puesta, haciéndose los infranqueables. Y luego, si llegas a conocerles más profundamente, verás que son, la mayoría, unos desgraciados, unos estúpidos que no han salido de su barrio más que para ir a la Universidad (eso los que hayan ido), y que viajar a Madrid, para ellos, es ir a otro mundo… (Bueno, realmente ahora eso podría considerarse cierto, porque llegas a Madrid, y según a la zona que vayas, te encontrarás en Marruecos, en Ecuador, o, si entras en cualquier tienda de comestibles, en China.)

» Leer más

Huye Sin Mirar Atrás

Hoy he tenido que tomar una resolución respecto a los derroteros profesionales que, hasta ahora, han guiado mi camino, tanto en esta senda de Internet, como laboralmente. Hoy he tenido que decidir si quiero meterme más en la telaraña y esperar a que llegue el bicho y se me coma, o por el contrario, aprovechar que todo está preparado, que mi alma y mi cartera se encuentran en paz, y huir hacia adelante.

» Leer más

Estoy Triste

Estoy triste, porque he vuelto a Córdoba, para pasar el Puente (que en mi caso es casi un acueducto) y me he encontrado con la realidad que todo cordobés conoce y que pocos se atreven a admitir…

He observado que la gente se lanza a las barras a la mínima ocasión, a practicar el «Levantamiento de Vidrio en Barra Fija», a veces en la modalidad «vaso de plástico y calimocho», cual perroflautas adictos al tumbing, a tomarse el «Pilicrin» ese, que es un vino blanco chunguísimo que suele utilizarse mucho en las fiestas, y que ese es el espíritu cordobés cuando tiene un periodo festivo: ponerse ciegos a beber vino barato, tanto ellos como ellas, lo que me repugna, ya no sólo por el hecho en sí de perder la poca dignidad que el personal tiene cuando está sereno, sino por el pestazo del gentío y el «sabor» a pueblo profundo que coge el villorio éste cuando se avecina una fiesta.

Lamentable.

» Leer más

Otra Navidad Más

Otro año más que volvemos a cruzarnos por estas fechas.

Mirando algunos blogs por ahí, he visto que hay quien escribe diciendo que qué fechas más malas, que hay niños que no tienen Navidad, que si los países pobres, etc… Desde luego, hay que ser hipócrita para hacer énfasis en esos temas justo en estas fechas. Con ello sólo dan importancia a esta época, que supuestamente es lo contrario de lo que pretenden, porque pobres y desahuciados los hay durante todo el año, que nadie llega el 23 de Diciembre y te dice: «venga, fuera de casa que es Navidad y hacen falta pobres que dén pena». Eso sólo lo hacen los gitanos rumanos, pero durante todo el año.

» Leer más

1 2