Un Año de Carnete

¡Cómo pasa el tiempo! Hace ya un año que obtuve el permiso de conducir y juré que, cuando pasara el periodo en el que tenía que llevar la "L", me la iba a comer…

¡Y dicho y hecho! Encargué una tarta y me la comí, pero no solito, no seáis gañanes, sino con los compis del curro y la familia.

¡Anda que no estaba rica…! 😆

 

Caguing: Anticelulítico Adelgazante

Hoy vamos a conocer una actividad física que nos reportará gran beneficio, sin exceder el sacrificio. Como ya se explicó en «Cagar, el mayor de los placeres«, dicha actividad es fácilmente realizable. Tan sólo necesitamos un culo (el nuestro, aunque si alguno/a no tiene siempre puede utilizar la boca. Si tampoco tiene boca… ¡Enhorabuena! ¡Es usted una vaca de las de McDonald’s!) y un wáter, que siempre puede ser el propio, el de algún allegado, el del bar de la esquina, el del chino de la calle de al lado… Aunque si no dispone de inodoro, siempre puede irse al campo, a una esquina oscura, a una boca de metro, a la puerta de la casa de su vecino, a un cajero de su entidad `bancaria «favorita»…

A continuación, una vez tenemos las dos cosas (el culo y dónde practicar el «caguing»), sólo hace falta prepararse para realizar el ejercicio. NOTA: si eres mujer y llevas minifalda, mejor quítatela, por los efectos secundarios que la práctica del «caguing» pueda dejar en el borde trasero de la misma. Si eres hombre y vistes de chaqueta, te doy el mismo consejo: ¡quítate la minifalda, que la manchas!

¿Estáis preparados ya? Pues atención, que empezamos con el ejercicio…

» Leer más

Tus Manos y Las Mías

Estas son mis manos; un capricho, o un lujo, que procuro disfrutar a cada momento, utilizándolas para escribir, con mayor o menor fortuna, pero a sabiendas de que otros, vulgares aprendices muy bien asesorados, intentaron hacer lo mismo con las suyas en un pasado.

A esas las he visto escribiendo cosas de retorcido verbo y floripondios varios, pero nunca consiguieron llegar más allá de la propia memez de su dueño, dependiendo siempre de otras manos, mucho más aventajadas, que les iban guardando las espaldas, como el profesor de Educación Especial guarda que ninguno de sus alumnos se atragante con una pieza del Tente.

» Leer más

Cagar: el Mayor de los Placeres

Muchos están dispuestos a aseverar que comer o intentar traer niños al mundo (sin éxito, por supuesto), son los dos mayores placeres que ofrece la vida al ser humano. Pero yo discrepo. Tenemos algo más grande, un placer que no depende de factores externos, y que es personal, único y absolutamente relajante. Estoy hablando, obviamente, del placer de cagar.

A cagar no se aprende, puesto que nacemos sabiéndolo hacer y disfrutamos como unos puñeteros los primeros años de vida, en los que siempre hay alguien dispuesto a quitarte la mierda que ensucia el pañal. En esos momentos, el placer lo es por partida doble, puesto que primero nos cagamos y luego estamos calentitos hasta que alguien nos limpia. Lástima por el aroma, pero nada es perfecto.

» Leer más

Los Reyes del F5

Cuenta una vieja leyenda,
Que al mundo del cretinismo
Llegó una nueva corriente:
Llamose efecinquismo.

Varios burros, por deleite,
Por desidia u onanismo
Pulsaban, continuamente,
La tecla del mecanismo.

Los muchachos no advirtieron,
Por centrarse en impresiones,
Que sus tretas descubrieron.

Los que pagan, por cojones,
Una explicación pidieron,
Y sólo hallaron mojones.

(De la mierda que parieron…)

Dedicado a los tramposillos de iTaxista.Org, que falsean las visitas de su página para justificar los pagos de sus patrocinadores. 😆

Ponte el Cinturón

La Dirección General de Tráfico ha realizado un montón de campañas publicitarias para, según ellos, evitar las muertes. Han probado con la violencia gráfica, con la verbal, con imágenes escabrosas, exposiciones públicas de vehículos destrozados en accidentes de tráfico…

Ahora toca el turno de lo sencillo, de lo que realmente llega al público. Una mujer, con cierto trastorno psicológico (indudablemente) se presentó a la selección de concursantes de un programa de televisión, y, aunque no impactó al jurado, sí que lo hizo con el público de casa, de forma que terminó grabando su tema «Ponte el Cinturón», con una calidad más que aceptable.

Pues bien, para concienciar al ciudadano no hay mejor cosa que unir los mensajes de la DGT con la canción de la señorita Silvia Padilla, que ha resultado ser la única de dicho programa de televisión con el suficiente tirón para convertirse en la serpiente del verano, por encima de gente como El Koala, Georgie Dann y King Africa. La base de su éxito ha sido el tirón mediático.

Aquí unimos su tirón con los mensajes de la DGT, a ver si hacemos algo útil. Que aproveche. 😈

Espero no haberle quitado la idea a nadie haciendo este montaje. Y si lo he hecho, pues agua y ajo, nenes… 😆

Feria de Mayo 2007

La última fiesta del Mayo cordobés es, sin duda, la más granada. Es por ello que he decidido limitarme a hacer un pequeño homenaje audiovisual, dedicado a todos aquellos entrañables borrachuzos que se dejan el estómago en una botella de Pilycrim.

 

Papá Pitufo Es Calvo

Papá Pitufo es calvo

En una de tantas calles, de una de tantas ciudades, de un paí­s chiquitito y acomplejado, viví­a un pequeño ser, con sangre azul y piel roja, o al revés, que si no, no sale, y que no era porque sintiera los colores de su equipo en la sangre, que a lo mejor sí­, sino que habí­a nacido así­, con ese descuadre genético.

Era un personaje entrañable, de ojos azules y escasa melena, cuya única finalidad en la vida se basaba en dar esperanza a sus semejantes.

Todas las mañanas, el simpático bajito (¿os he dicho ya que era muy bajito, no?) se paseaba por las calles más céntricas de una de esas tantas ciudades de la geografí­a mundial, acercándose a la gente, principalmente muchachas, a las que animaba dándoles suaves golpecitos en la espalda, hablando con su voz aguda, y ofreciéndoles consejos, al tiempo que las intentaba convencera para que vivieran una vida mejor… junto a él.

» Leer más

1 2